sábado, 24 de enero de 2009


Viernes. Y soplaré y soplaré y tu casa derribaré.

¿Sabes cual es la sensación de estar moviendo el cuerpo y no avanzar? Mueves el cuerpo pero te das cuenta que las cosas de al lado siguen en el mismo sitio. Es como una cinta estática.

Esto es un poco exagerado pero algo parecido me ha pasado el viernes. Me he puesto a hacer cuestas en el cerro pero es que no había manera de correr en condiciones. Menudo huracán. Señales arrancadas, los cubos de basura por los suelos.

Al final las cuestas se han quedado un poco descafeinadas y he hecho unos 12 km más o menos.

Luego fui a buscar a mi amigo Rober al hotel donde se alojaba y se vino a cenar a casa. Hasta las 2 de la mañana de charla. Luego hago el entrenamiento de hoy. Cambios de ritmo.

3 comentarios:

Almasy dijo...

Bah, unas rachillas de viento y ya os quejáis.
Cómo se nota que no estáis acostumbrados al cierzo

:)

moli dijo...

Milito no te quejes tanto que sarna con gusto no pica.

250km solidarios 2009 dijo...

Almasy me acuerdo de la ciercera de Almudevar. Se me llevaba y como estoy hecho un engarnio (como dice mi suegra) me tenía que agarrar a las farolas :)

Moli de sarna nada. Como mucho hemorroide :) pero eso si, sin gusto