domingo, 16 de noviembre de 2008

Ya de vuelta


Hemos llegado hace un ratito del fin de semana en Jarapalos.
Fin de semana muy intenso. Maravilloso. Es un verdadero placer compartir con amigos con los que no tenemos la suerte de vernos muy a menudo pero que cuando te ves a los tres minutos estás como si te acabases de ver ayer.


La carrera fue el sábado a las 9 de la mañana. Tras un fuerte desayuno en el hotel nos fuimos a la casa del Kroquet Team donde nos esperaban para ir a la salida.

Mucha gente conocida, caras que vemos por todo el circuito de carreras. Tras los saludos pertinentes y la tiritona antes de salir, nos dispusimos a correr montaña arriba. Yo este año que aun estoy un poco bajo de forma en las distancias largas ya que no quiero hacer aún tiradas largas para no quemarme, había decidido salir prudente y sin demasiada ambición más que hacer un buen entrenamiento esforzándome un poco más de la cuenta y en caso de verme delante competir lo que pudiese.


Manuel Alonso (del team kroquet) fue gran parte de los 10 km primeros de subida a unos 50 metros delante de mi, me contuve y no traté de alcanzarle, iba a mi ritmo. Así poco a poco íbamos subiendo en una larga hilera de corredores resoplando mientras calentábamos bien las piernas. Al llegar al primer avituallamiento me di cuenta de que cometí el error de no leer el reglamento de la carrera donde anunciaban que este año no ponían botellas sino vasos. Error porque no quise llevar portabidones ya que pensaba coger una botella que iría rellenando. Pues nada a tragos de agua toda la carrera que fueron insuficientes ya que llegué bastante deshidratado. Más o menos iba en el puesto 45 de 350 en el km 5.

Unas cuantas subidas y toboganes me hicieron enganchar a Manuel al que no se le veía muy fresco, le di una palmadita en el culete y le anime a ir “p’arriba”, pero al llegar a la cima de la Bola ya no le vi más. Me anime al ir adelantado gente como el año pasado y a pesar de sufrir en las subidas no tuve la sensación de agonía que sufrí en la otra edición.

Pero entre mi falta de hidratación y evidentemente de forma a estas alturas no puede apretar en las bajadas como hubiese querido.

Lo pero fue mi entrada a meta con Skyrunner, fuimos juntos la última parte de la carrera y al entrar a meta nos dimos la mano y yo que no vi una piedra me torcí un tobillo y me di un soberano golpe en el culo y la rodilla derecha. Más espectacular y bochornoso que otra cosa, pero hoy me duele un poco. Vamos lo normal en mi caso Si no me caigo no soy yo.

En cuanto al tiempo de la carrera la verdad es que muy satisfecho ya que sin haber hecho ninguna salida de más de 20 -25 km últimamente aguante bien. Eso sí, note la falta de km al final del recorrido.

Ahora a comprobar la recuperación y seguir entrenando.

Por la noche una buena barbacoa en la casa rural de los Kroquetas y charla hasta las tantas.

La semana ha finalizado con 82 km. Incluyendo una maratón de montaña. Nada mal.

Un mención especial a la organización ya que obtienen el resultado del trabajo bien hecho. Un 11 sobre 10

El proyecto acaba la semana con más de 3.500 euros. ¡¡Impresionante!!




2 comentarios:

KRISMA dijo...

Para tu cumple habrá que regalarte un bastón de esos para los ciegos... jajaja.

¡Enhorabuena por la carrera, si llegas a estar en forma la lías!.

En 2 semanas otro, a ver si ahí corres algo más... jejeje.

Un saludo.

Santi Palillo dijo...

Estoy con Krisma, te metes cada leñazo que pa'qué.

Enhorabuena por la tirada larga ;-) del fin de semana, joer que tío.

El proyecto parece que va viento en popa, habrá que darle impulsos de vez en cuando.